martes, 20 de diciembre de 2011

Los sonetos del agua

21-In Vitro


He vencido, con lucha de artesano
(a pesar de este extraño que me habita,
con quien vivo --y en manera gratuita--),
el deambular sobre lo cotidiano.


Hoy rechazo el letargo, por humano,
ya que en silencio mi conciencia grita.
Quiero abrazarme a la estrella fortuita,
evadirme del orbe cartesiano.


Sé que andamos sobre la alevosía,
donde clama y suspende --acantilada,
ya marchita-- la voz que nos condena.


Mas no temo perderte, vida mía.
He sentido la eterna madrugada…
y el pasado ni aflige ni envenena.

2 comentarios:

  1. ...oh...esa eterna madrugada....
    hermosos sonetos!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mery por tu ánimo. Cuídate mucho y suerte en todo.
    Besos

    ResponderEliminar